Hábitos saludables

Hace tan sólo 60 años, se daba por hecho que al envejecer se perdían los dientes naturales. Sin embargo, éste no es el caso para los adultos mayores de hoy en día, quienes mantienen los dientes naturales durante más tiempo, como nunca antes en el pasado. Una boca y unos dientes sanos ayudan a tener buen aspecto, a comer alimentos nutritivos y deliciosos, a hablar con claridad y confianza. Tener una boca sana es sumamente importante para una buena calidad de vida.

La boca es la puerta de entrada al cuerpo

Mantener buenos hábitos de salud bucal es ahora especialmente importante porque las bacterias no deseables de la boca no sólo pueden dañar los dientes y encías, sino que podrían estar relacionadas con problemas médicos graves. Diversos estudios han demostrado que las infecciones contraídas en la boca pueden estar relacionadas con enfermedades cardíacas, derrames cerebrales, diabetes, neumonía y otros problemas de salud comunes en los adultos de mayor edad. Conservar la boca sana es cuestión realmente de unos pocos pasos sencillos: cepillarse y usar la seda dental a diario, visitar al dentista con regularidad y comer alimentos nutritivos.

Hábitos saludables

Cepillarse y usar la seda dental diariamente

Cepillarse los dientes y limpiarse con seda dental es tan importante para usted como lo es para sus nietos. Aunque puede que hayan pasado años desde que tuviera caries, el riesgo de padecer caries aumenta con la edad. Una de las razones es la boca seca, un efecto secundario común de muchos medicamentos de receta, o la disminución de secreción salival propia de la edad llamada:

XEROSTOMIA

Con la edad se presenta una disminución en la cantidad de saliva de reposo, que se relaciona directamente con los requerimientos fisiológicos de esta etapa de la vida; no sucede igual con la cantidad de saliva estimulada, la cual se conserva estable a lo largo de toda la vida. Sin embargo, la Xerostomía es un estado altamente prevalente en las personas de tercera edad que presentan enfermedades sistémicas y se encuentra asociada al consumo de algunos medicamentos o alimentos, o durante el tratamiento con radioterapia y quimioterapia.

Finalmente, una persona con Xerostomía presentará mayor susceptibilidad a las caries, a la enfermedad periodontal y a la atrofia epitelial de su mucosa oral, asimismo puede presentar cambios en la morfología de los tejidos de soporte propios a la edad, los cuales se deben considerar para poder hacer una adecuada rehabilitación y cuidado de la boca durante la tercera edad.

Cepíllese los dientes dos veces al día con una pasta dentífrica con flúor. Elija un cepillo de dientes con cerdas suaves y un cabezal pequeño para llegar a las zonas más complicadas. Sustituya el cepillo de dientes cada tres o cuatro meses, o antes si las cerdas se ven desgastadas. Si tiene artritis u otra afección que limite el movimiento, pruebe un cepillo de dientes eléctrico.

Limpiar entre los dientes con el hilo dental

Si le resulta difícil utilizar el hilo dental, pruebe con un porta-hilo dental o con los pequeños cepillos hechos específicamente para limpiar entre los dientes.

Al comprar productos de higiene bucal, busque el sello de aprobación de la Asociación Dental Mexicana (ADM) y de la Asociación Dental Americana (ADA). El sello ADA se creó en 1931 y, cuando lo vea en un paquete, puede confiar en que el producto es seguro para usarse.

Limpiar las dentaduras postizas diariamente

Las bacterias se adhieren a los dientes, así como a las dentaduras postizas completas o parciales. Si usted lleva dentadura, recuerde limpiarla a diario con productos específicos para tal fin. No utilice pastas dentífricas para dientes naturales ni productos de limpieza domésticos, que son demasiado abrasivos y pueden dañar una dentadura que sería costosa reemplazar.

Extraiga la dentadura de la boca durante un mínimo de cuatro horas cada 24 horas para mantener el revestimiento de la boca saludable. Se recomienda extraer la dentadura por la noche. El dentista le dará instrucciones sobre cuánto tiempo debe llevar la dentadura cada día.

Visitar al dentista regularmente

Hágase una revisión dental al menos una vez al año; no espere a sentir dolor. ¿Por qué? A medida que envejece, los nervios del interior de los dientes se hacen más pequeños y menos sensibles. Para cuando se siente dolor a raíz de una caries, tal vez sea demasiado tarde y pueda perder el diente. También hay afecciones más graves que el dentista tendrá en cuenta, como el cáncer bucal y la enfermedad de las encías, que a veces no causan dolor hasta las fases avanzadas de la enfermedad. En ese momento, será más difícil y costosa de tratar.

 

Cuando vaya al dentista para una revisión, facilítele la siguiente información:

  • Lista de medicamentos, incluidas las vitaminas, los remedios a base de plantas y los medicamentos sin receta.
  • Lista de afecciones y alergias.
  • Información y números de teléfono de todos los proveedores de servicios de salud, los médicos y su anterior dentista.
  • Información y números de teléfono de sus contactos de emergencia, alguien que pueda ayudar a tomar decisiones en su nombre en el caso de una urgencia médica.

Beber agua con flúor

A cualquier edad, beber agua con flúor ayuda a evitar las caries. El flúor combate de forma natural las caries. Muchos sistemas de agua de muchas comunidades añaden flúor, pero si prefiere el agua embotellada, compruebe la etiqueta, ya que algunas no contienen flúor.

Facilidades para nuestros pacientes

Aquí en el consultorio contamos con todas las facilidades en caso de que se requieran:

  • Rampas para ingreso en silla de ruedas.
  • Elevadores.
  • Interconsultas Médicas.
  • Oxígeno.

Al hacer su cita comunique cuáles son sus necesidades y con gusto le proporcionaremos las facilidades para una adecuada Atención Dental.